Economia_Circular_TintaparaelCambio

Entra a el círculo

Iníciate en la Economía Circular con 5 aspectos que deberías conocer

¿Has oído hablar de la Economía Circular? Un modelo económico que muchos expertos auguran como el camino que debemos seguir si queremos lograr un desarrollo sostenible.  Es un modelo muy amplio del que seguiré hablando en Tinta para el Cambio, de momento, hoy, te traigo 5 aspectos básicos para que te introduzcas en la Economía Circular.

1. Circular frente a lineal: 

La primera idea que debes tener clara para comprender la economía circular es el cambio de lineal a circular.  El modelo económico actual es lineal, se basa en extraer, fabricar, usar y eliminar. Por su parte, el modelo circular busca que los productos se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible, y reducir al mínimo la generación de residuos.  Como veremos en el siguiente punto, la economía circular se basa en el modelo cíclico de la naturaleza.

2. Se basa en la naturaleza:

¿En la naturaleza hay cubos de basura? No, ¿verdad? pues la economía circular intenta que aprovechar todos los recursos como hace la propia naturaleza.  Se toma como ejemplo el modelo cíclico de la naturaleza, se minimiza la producción, se alarga la vida útil de los productos, cuando tienen que ser desechados se apuesta por usar materiales biodegradables que puedan ser devueltos a la naturaleza, aquellos que no pueden ser degradados por sus propiedades se fomenta la reutilización  y, por último, se recicla. Seguramente habrás oído hablar, de las 3R ‘Reducir, Reusar y Reciclar’

3. Se debe conceptualizar desde el diseño, Ecodiseño:

Para que el punto anterior se pueda cumplir y que la mayoría de los productos puedan ser devueltos a la naturaleza o que puedan alargar lo máximo su vida útil, se necesita hacer un cambio desde su diseño. En este punto es donde entra el Ecodiseño. Al igual que el diseño tradicional tiene que tener en cuenta que la funcionalidad y estética del producto sean comerciales. Sin embargo, en el ecodiseño, es primordial pensar en la composición, materias primas a utilizar, la fabricación, el transporte, la comercialización y  su durabilidad. Para poder usar productos sostenibles  se deben conceptualizar desde el diseño. 

4. Ahorro para el consumidor:

 Si ampliamos la vida útil de los productos y optamos por la reutilización, el consumidor no tendrá que comprar nuevos productos continuamente. Además, si se intenta hacer un cambio de pensamiento en el que prime el uso frente a la posesión, no acumularemos tantos productos que pueden ser imprescindible. Por ejemplo, en lugar de comprar ropa para esquiar cuando sólo vas una vez cada dos años puedes alquilarla o incluso pedirle prestada en aplicaciones como Lendi.

5. Apuesta por las energías renovables:

Las energías renovables son un ejemplo de sistema circular, dónde los recursos son ilimitados, se retroalimentan y no generan residuos.  Al contrario,  que los combustibles fósiles que ya sabemos que son limitados y su extracción cada vez es más complicada, por no hablar de la repercusión que tienen sus emisiones en el planeta. 

 

Si te parece interesante este modelo económico te recomiendo que dediques los próximos 15 minutos a ver este vídeo de COTEC dónde explican muy visualmente qué es la Economía Circular.

 

¿Ya te has enamorado de la Economía Circular? Estoy casi segura de que sí, así que te dejo un listado de proyectos y blogs para que sigas ‘entrando al círculo’.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *